Alimentación saludable: comer fuera de casa

La necesidad de comer fuera de casa, sobretodo al mediodía, es un hecho ligado a la vida moderna por múltiples y variadas razones (distancia al trabajo, jornada partida, ahorro de tiempo…).

La finalidad de este post es conocer las recomendaciones dietéticas para saber cómo elegir bien en un restaurante.

fuera-de-casa

Cómo elegir en el restaurante

A continuación proponemos una serie de recomendaciones dietéticas a tener en cuenta cuando se come fuera de casa, en restaurante, de forma habitual.

  • Hay que eliminar sistemáticamente:
    • los alimentos grasos,
    • las salsas,
    • las féculas,
    • y la repostería.
  • No nos alarmemos, quedan suficientes alternativas en la carta. Es posible comer de un modo muy gastronómico y poco calórico escogiendo entre:
    • ensaladas del tiempo y otras ensaladas crudas,
    • carnes y pescados a la plancha, salsas ligeras,
    • legumbres,
    • hortalizas,
    • postres de frutas.
  • Si no se puede evitar ceder a un deseo irresistible, se puede ser razonable en otro plato y no hacer más que una concesión por comida, compensándola por otro lado:
    • Si voy a pedir un primero de Carnes en salsa. Dejad sistemáticamente en el borde del plato los hojaldres o las patatas fritas que los puedan acompañan; empezaré por una ensalada y acabo con fruta.
    • Si el postre de Mousse de chocolate o bandeja de dulces, me es irresistible, pediré: Plato único de pescado a la plancha con verdura por ejemplo.
  • En cualquier restaurante que ofrezca la posibilidad de comer a la carta, se puede escoger una comida bien o mal equilibrada, por lo tanto es importante hacer buenas elecciones.
  • Hay que tener en cuenta igualmente lo que le suele acompañar, que no es desdeñable y puede fácilmente duplicar el total energético, a saber:
    • el aperitivo y sus tapas,
    • la mantequilla encima de la mesa a discreción,
    • el vino,
    • los licores,
    • los bombones y pastelitos que acompañan el café.

Excesos en el restaurante

A título indicativo:

  • aperitivo + tapas        -> 200 kcal
  • 15 g de mantequilla   -> 100 kcal
  • bombones                     -> 150 kcal    
  • 1 copa de cerveza        ->  90 kcal
  • ¼ l de vino                     -> 150 a 200 kcal
  • 1 coñac                             -> 100 kcal

es decir, alrededor de 800 kcal, sin contar la comida en sí misma.

Menú diario: ¿CÓMO SELECCIONO EL MENÚ?

En un Restaurante a la carta

Primera opción: plato único + fruta + pan + agua

menu1

Segunda opción: primer plato + segundo plato + fruta + pan + agua

menu2

En un Restaurante de “Comida rápida”

Primera opción: bocadillo + fruta + agua
Segunda opción: Ensalada completa + fruta + pan + agua

menu-rapido

En un Restaurante “selfservice”

Opción: Buffet de ensaladas + segundo plato + fruta + pan + agua
menu-self
Y como dijo Barak Obama, YES WE CAN!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *