Alimentación y trabajo II. Factores que afectan al trabajo y el rendimiento

Este es el segundo post de una serie alimentación en función del tipo de trabajo que iniciamos en este primer post Alimentación y trabajo I. El objetivo de este segundo post es conocer los factores alimentarios que influyen en el rendimiento laboral y que se pueden resumir en:

  • Tipo de dieta
  • Higiene de los alimentos
  • Consumo de alcohol

Tipo de dieta

plato

Dietas hipocalóricas

Las Dietas hipocalóricas o bajas en calorías, realizadas sin control, reducen la capacidad de rendimiento y perjudican la salud.

Estas dietas SOLO son recomendadas bajo estricto control médico en casos de: pacientes con obesidad o sobrepeso, sobre todo si se acompaña de uno o más factores de riesgo cardiovascular.

El OBJETIVO de estas dietas será alcanzar un peso razonable disminuyendo masa grasa con el fin de disminuir la morbimortalidad asociada a la obesidad y obtener una mejora en la calidad de vida.

Se reduce el aporte de energía, conservando SIEMPRE un aporte de macronutrientes y micronutrientes correcto para evitar pérdidas de masa magra potencialmente peligrosas.

Dietas desequilibradas

Las Dietas desequilibradas en las que faltan alimentos básicos; a medio o largo plazo dan lugar a carencias nutritivas relacionadas con enfermedades a largo plazo.

Gran parte de la población sigue o ha seguido una dieta, casi siempre por su cuenta y sin asesoramiento profesional, desequilibradas e incompletas.

Hay muchos tipos de dietas desequilibradas pero todas ellas carecen de fundamento científico. Las más habituales son: hiperprotéicas (Dr. Atkins,  Dr. Ducan, Hollywood…), las basadas en monoalimentos o las disociadas.

Todas ellas presentan potenciales daños en su “seguimiento”, daños hepáticos, renales, trastornos cardiovasculares….

Dietas hipercalóricas

Las Dietas hipercalóricas, conducen a sobrepeso y obesidad y todas las alteraciones asociadas a ellos.

Este tipo de dietas se caracterizan por un exceso de consumo energético, con un desequilibrio en el aporte de los macro y micronutrientes.

Las dietas hipercalóricas SOLO están recomendadas en casos de necesitar un aumento de peso, mejorando la calidad y cantidad de lo que se come, y siempre bajo estricto control profesional.

Recomendaciones generales

De forma general no es recomendable:

  • Las comidas frugales o muy copiosas,
  • “Saltarse” alguna comida de modo compensatorio,
  • Sustituir una de las comidas principales por un yogur, pieza de fruta o un snack “dietético”.

Estas prácticas pueden producir hipoglucemias o somnolencia y molestias digestivas, perjudicando el rendimiento tanto físico como intelectual.

Higiene de los alimentos

higiene2

La contaminación de los alimentos puede ocurrir en cualquier momento desde el cultivo a la preparación. La contaminación cruzada –la transferencia de microrganismos entre superficies– es a menudo la causa. Esto es especialmente problemático para alimentos crudos, como ensaladas o fiambres ya que no se cocinan antes de comer y los organismos nocivos no se destruyen y pueden causar intoxicación alimentaria.

Para prevenir la intoxicación alimentaria es importante recordar:

  • Lavarse las manos, los utensilios y las superficies de los alimentos a menudo.
  • Mantener los alimentos crudos separados de los alimentos listos para el consumo.

Consumo de alcohol

copas-vino

Diversos estudios realizados demuestran que más del 70% de los consumidores de drogas y alcohol son hombres entre los 25 y los 44 años que trabajan. El consumo de alcohol en la población trabajadora supera al de la población general.

En España, alrededor de un 24% de los trabajadores consume una cantidad de alcohol que es considerada de riesgo potencial para la salud física.

Entre los efectos negativos del consumo de alcohol en horario laboral se destaca: el mayor absentismo y el incremento de las bajas laborales, mayor accidentabilidad (alrededor del 25%), disminución del rendimiento y mayor conflictividad (entre el 15-40% de sanciones disciplinarias).

En el siguiente post hablaremos sobre los diferentes tipos de trabajo en función de sus requerimientos nutricionales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *